Alforjas Kayla Design: Emprendimiento desarrollado en Arica proyecta su expansión en el mercado nacional e internacional.

Por Myriam Salazar
Fotos Ibar Silva

 

La diseñadora autodidacta Angélica Merino (38), lleva 4 años elaborando alforjas y bolsos con una propuesta enfocada en las necesidades de los ciclistas y el diseño étnico.

 

Hace 20 años, Angélica llegó a la ciudad portuaria siendo una cantante de hip hop soul. Hoy, es activista en Bici Ñustas y creadora de la promisoria marca Kayla Design, la que busca contribuir al fomento del uso de la bicicleta en el extremo norte del país.

En su trayecto diario al trabajo y cargando su mochila, se vio en la necesidad de un bolso que le permitiera mayor comodidad. “Cuando llegué a Arica todos me conocían por Kayla. Comencé el 2014 con el proyecto, en ese tiempo me trasladaba en bici al trabajo y yo misma fabriqué un bolso para mi bicicleta, hecho totalmente a mano. A la gente le llamó la atención y decidí hacer más para vender”.

Partió sin capital y cosiendo a mano. “No tenía idea de cómo usar una máquina de coser. Aprendí por tutoriales en YouTube y preguntando directamente a los chicos que ya hacían alforjas”. Así conoció a Francisco Naranjo (Bicla) y Camila Bersano (Fluoresencia), fueron ellos los que la aconsejaron en sus inicios, junto a otros emprendedores que le aportaban datos para abastecerse de materiales en Santiago.

 “He conocido a muchísimas personas en este trayecto. Hay tiempos en que la cosa va mal, pero nunca hay que bajar los brazos, la bicicleta te puede llevar lejos si eres constante”.

Los nuevos negocios necesitan mucho más que buenas ideas y ganas de independizarse. En ese sentido Angélica postula constantemente a diversas convocatorias de perfeccionamiento e innovación, como también a ferias de diseño y comercio. Ha sido beneficiaria de programas del Estado como Convenio Mujer Exporta y ProChile, el cual la llevó a integrar una rueda de negocios en Colombia el 2017. Fue seleccionada como expositora en el 5° Foro Mundial de la Bicicleta, ha participado en varias ocasiones en Feria Awaio, Diseño e Innovación de Inacap Arica, por nombrar algunas. Este año obtuvo el 3er lugar Desafío Emprendedor Banco de Chile a nivel nacional y la distinción Elena Caffarena por destacar en emprendimiento y potenciar a más mujeres. Acaba de obtener un PRAE de Corfo con el cual podrá expandir su marca y productos por otras ciudades del país y el que le permitirá viajar al Urban Bike Festival en Suiza el próximo año, donde espera concretar contratos para exportar sus productos.

 

 

Ciclista y activista
Angélica no se detiene. Otra de sus pasiones y que también se vincula a la bicicleta es su labor en la Agrupación Bici Ñustas y Ciclobiciosos donde junto a otros voluntarios trabajan en conjunto con la Oficina de Movilidad de la municipalidad, donde realizan clases de educación vial en los colegios municipales y campañas de educación para la comunidad. “Es un trabajo constante, muchas veces se nos cierran las puertas, pero teniendo bases y fundamentos suficientes se han logrado objetivos importantes como: concretar más kilómetros de ciclovías, biciestacionamientos en lugares estratégicos y difusión en medios locales”.

“Bici Ñustas busca empoderar a la mujer para pedalear por la calle, que se informe y cambie su medio de transporte con seguridad”.

Con el tiempo Angélica ha desarrollado mayor variedad de accesorios e incorporado nuevos elementos a sus creaciones, como materiales reflectivos y la integración de textiles típicos de la zona norte.

-Cuéntanos de tus productos y sus características.
-Fabrico alforjas dobles, individuales, bolsos de manubrio y para el cuadro de la bicicleta. Son todos de telas impermeables, muchos se trabajan con reciclaje textil en su diseño, que hacen que sea único. También trabajo con textiles andinos para promover la cultura local de la región macro andina. Tengo una línea de accesorios para mujeres y niños como: carteras, mochilas, bananos, estuches.

-¿Cómo planeas el futuro de Kayla Design?
-Me veo de aquí a cinco años más con ventas de exportación y también potenciando el uso de la bicicleta, también ayudando a otros a emprender.

-¿Vas por la tienda propia?
-Si, en diciembre. Será una tienda en el casco antiguo de Arica, un punto de venta, taller de trabajo y lugar de encuentro para dictar charlas y talleres.

-¿Sigues cantando?
-Hace mucho no canto en escenarios, pero no descarto la posibilidad de retomarlo como hobby.

RSS
Email
Facebook
Twitter
Instagram