Choike Custom Bike Bags: “Queremos ser referentes del bikepacking en Chile”.

Por Myriam Salazar

Los hermanos Israel y Caleb Rojas diseñan y fabrican bolsos para ciclistas deportivos y urbanos, desde hace un poco más de un año unieron su creatividad con las ganas de emprender.

Israel o “Choike grande” es bioquímico y su primer trabajo lo consiguió en Talca. Luego  volvió por un tiempo a Santiago y de ahí a Valdivia trabajando en laboratorios de investigación. “Me entretenía harto en la campana de cultivo, pipeteando y cultivando células. Es una profesión en la que uno no puede desarrollar todas las habilidades que tiene, algunos se potencian y otros se van quedando en el camino. Tenía talentos más manuales que estaba desperdiciando un poco, porque trabajando en ciencia tienes que ser aplicado en cuanto a concentración y pensar correctamente”.

“Siempre me gustó salir a acampar, hacer trekking y andar en bici. En Valdivia podía hacer travesías más largas, pasando la noche afuera en lugares maravillosos. Hice varios viajes cada vez que tenía un poco de tiempo. En ese momento mi polola estaba acá y se nos estaba haciendo difícil mantenernos alejados, finalmente me vine a Santiago”.

f1¿Te fue difícil dejar la ciencia?

De repente no, tuve influencia de algunos ejemplos que me motivaron a hacer el cambio y atreverme. Trabajando en tu profesión ganando más o menos un buen sueldo, el tiempo invertido en estudiar, desechar eso es un poco raro. Conocí a unos viajeros en bicicleta que habían dejado todo para hacerlo, con 50 años y todavía flexibles para adaptarse a cosas nuevas. Eso me hacía sentir que aún más joven también podía ser flexible en cuanto a adaptarme. Ejemplos que me decían que se puede cambiar. Cuando cambié de rubro traté de mantener las cosas que ya había heredado de lo que había hecho antes como la metodología, la forma de trabajar, de pensar y analizar las cosas y aplicarlo a lo que hago.

Ya de vuelta en Santiago buscó trabajo como bioquímico, estaba en eso cuando surgió una oportunidad diferente. “Mi suegro me facilito algunas máquinas, el espacio y la buena onda. Le di para adelante, quizás aún no llego al punto de equilibrio financiero pero ya estamos cerca”.

Caleb “Choike chico” es estudiante universitario y siempre le apasiono viajar en bicicleta. “Siempre me gustó hacer mis propias cosas, como bolsas y alforjas. Mientras estaba en clases, fui conociendo materiales y con unos amigos salíamos al  Cajón del Maipo, la Ruta del Cóndor, Farellones y empecé a cachar que el equipamiento que tenía era muy grande. Fui viendo nuevas formas de equipamiento para la bicicleta como el FrameBag y me motivé con eso. Me conseguí una máquina de coser con una amiga y empecé a fabricarme uno”. La motivación de Caleb coincidió con la época en que Israel llegó de vuelta a Santiago.

04

Me llama la atención este interés que han desarrollado por coser a máquina…

Israel: mi mamá es artista plástica y siempre nos incentivó a hacer cosas con las manos, no solo hacer cosas bonitas sino que también a cocinarnos nuestra propia comida y hacer cosas utilitarias, a desarrollar el hacer uno mismo. Puedo decir que puedo hacer un mueble y cualquier cosa, siempre ha habido herramientas en mi casa y siempre se han usado. La costura una de las tantas cosas que hice, necesitaba un bolso y ahí estaba la máquina y lo hacía. De hecho otro de mis hermanos tiene una carpintería en el sur cerca de la casa de mis padres.

Caleb: hice la alforja y luego un bolso que quedó decente, ahora lo veo y es una porquería, muy mal cocido pero me servía. Mis amigos del grupo de bikepacking que son bastante mayores que yo traían equipos de Estados Unidos, Alemania y así me iba nutriendo de cómo estaban hechos. Así empecé a diseñar y fabricar con Israel algo más elaborado que un triángulo cosido, con detalles. Israel venía llegando de Valdivia y tenía harto tiempo libre y mientras encontraba pega, nos dedicábamos a arruinar máquinas de coser caseras y a arreglarlas también. Nuestro primer Frame Bag se hizo con una máquina casera y acaba de llegar de un viaje por Sudáfrica.

¿Cuándo se decidieron a hacerlo más en serio?

Israel: mi suegro me facilito una tienda en Santiago centro, la idea original era darle utilidad con venta de accesorios de bicicleta, hacer productos en el taller y poder venderlos ahí mismo. Con el tiempo nos fuimos dando cuenta que era mucho más difícil que eso, porque era más técnico y no podíamos seguir con una máquina casera ni hacerlo como una manualidad menor, porque eventualmente el precio que iba a obtener de esa forma era muy, muy bajo. Instalé la tienda con venta de accesorios para bicicleta y a desarrollar el taller. Ya no solo como un lugar donde hacia manualidades de venta rápida, sino con algo de bikepacking más serio y  técnico, a lo que se le pudiera dar un valor agregado mucho mayor. Entonces cada día las dos cosas están más separadas. Tour Bikes -la tienda- funciona por si sola y el taller se va transformando.

03

La Máquina

Tuvieron que comprar la primera máquina industrial, ya estaban al límite. “Habíamos arruinado dos máquinas de coser a propósito del primer FrameBag que vendimos. Justo unos días antes de la fecha de entrega reventamos la máquina de coser y la otra la habíamos reventado antes. Con las dos máquinas malas, dije: ¡ya para, para, para, voy a ver cómo funciona la máquina! Agarré internet, Youtube , vi videos para inspirarme, agarré todos los destornilladores que tenía a mano y le saqué todos los tornillos, la desarmé casi completa y empecé a cachar como era la mecánica. Las máquinas no eran nuestras así que con mayor razón había que repararlas. Luego de muchas pruebas y errores  finalmente llegué a la solución. La volví a armar, me sobraron un montón de tornillos que quedaron afuera, nunca supe de donde eran ja, ja, ja. La pude hacer funcionar lo suficientemente bien como para terminar el primer pedido. Después de eso dijimos ya no se puede más con estas máquinas, si queremos hacer algo en serio más allá de manualidades y cositas chicas tenemos que atrevernos. Tenía ciertos ahorros, lo último que me quedaba”, cuenta Israel. Con ese dinero compraron una máquina de coser profesional, empezaron a conocerla y a desarrollar cosas nuevas.

De eso hace solo un año y ya cuentan con productos como el FrameBag, el FrameBag mini, el SeatBag que va detrás del asiento, arnés de manillar, bolsas secas selladas con alta frecuencia donde puedes llevar tu equipaje completamente protegido del agua, TTBag, entre otros.

Admiten que les queda camino por recorrer. “Nosotros hacemos nuestro mejor esfuerzo, tenemos la ventaja que podemos hacer cosas a pedido y a medida que las grandes marcas no hacen. Si bien no somos lo bacán que son las grandes marcas nos diferenciamos en eso”, comenta Israel.

Se arriesgan y les ha dado funcionado. Israel afirma, “Cada vez que nos hemos atrevido nos ha dado resultado entonces como que cada vez estamos más desinhibidos en ese sentido. Cuando tenemos un poco de plata la invertimos, con inteligencia por supuesto, poniendo las energías y el dinero en el lugar preciso y si, se devuelve, funciona. Pero hay que moverlo, hacerlo funcionar, no hay que quedarse quieto porque ahí te va a llevar la marea y te vas a quedar estancado, va a pasar el tiempo y hasta ahí van a llegar las cosas”.

02

¿Qué tal la experiencia de trabajar entre hermanos?

Israel: Nuestra familia siempre fue súper unida, no éramos hermanos que teníamos cada uno su pieza y sus juguetes. Mi papá cuando era joven era hippie, mi mamá no pero era artista plástica y tiene cierta visión del mundo, entonces desde chicos nos obligaban a compartir, a hacer las cosas por nosotros mismos y juntos. A disfrutar de la naturaleza.  Estoy feliz de trabajar con mi hermano, es alguien en quien puedo confiar y me entiende.

Queremos ser referente del bikepacking en Chile, que este concepto se asocie a Choike y queremos lograrlo a través de nuestro trabajo, participando en actividades más allá de lo comercial, organizando o siendo parte activa de eventos relacionados. Chile tiene todo para vincularse a esta disciplina, ya que cuenta con una geografía muy parecida a la que se encuentra en el noroeste de Estados Unidos y allá es donde podríamos decir que nació el bikepacking, pero nos falta algo, nos falta tener gente un poquito más aventurera, que la hay pero no es tan masivo.

“Bikepacking es un concepto que básicamente consiste en tomar tu bicicleta, tu equipaje y salir y disfrutar de la naturaleza y pasarla bien”. Israel Rojas

Nuestros productos sirven para todo tipo de bicicletas, puedes usarlo con una bicicleta de paseo hasta una bicicleta de carbono, la idea es que sea transversal.

Israel cuenta la historia detrás del nombre de su marca, “Choike es una palabra en mapudungun. Es el nombre de un animal, una especie de avestruz pequeñita patagónica. No solamente es un animal sino que también es una leyenda, la que se basó en este animal y en el cazador patagónico que lo perseguía, un cazador muy orgulloso y conocido por la comunidad por su fuerza y valentía. Él se obsesionó con cazar al choike más hermoso que había corriendo por los senderos de la Patagonia. Lo persiguió, lo persiguió y lo persiguió y no pudo y en una de esas que estuvo a punto de atraparlo, el choike salió corriendo por encima de un arcoíris y se fue a desaparecer arriba en el Wenu Mapu, el cielo. En esa carrera celestial que hizo el choike dejó estampada su huella, así como también quedaron estampadas en el cielo las boleadoras que tiró el cazador. La huella del choike nosotros los occidentales la conocemos como la Cruz del Sur, las boleadoras son Las Tres Marías, que están ahí pero que no alcanzaron al choike porque obtuvo la libertad y la trascendencia. Esa es nuestra idea con Choike, que tiene que ver con trascender, con adaptarse e ir más allá y romper las fronteras”.

 

www.choikebags.cl

19424459_1181102395334620_6864314755523809078_n