Cicletada de las Niñas: imaginarse una ciudad mejor, usando la bicicleta como medio de transporte

Por Catalina Le-Bert

Fotos Víctor Rojas

María Paz Castillo y Fernanda Martínez unieron sus experiencias e inquietudes con un propósito claro. Organizar una actividad exclusivamente para mujeres y cuya protagonista fuera nada más ni nada menos que la bicicleta. Se trata del evento Cicletada de las Niñas, que este año pretende celebrar una nueva versión en la capital.

María Paz Castillo es la creadora de Comunidad Viajar Sola, una especie de inventario con todo tipo de datos de distintas viajeras y que además, entre muchas cosas, pone énfasis en la bicicleta como medio de transporte. Fernanda Martínez es la fundadora de Ciclistas Sueltas, una cuenta en Instagram que justamente, pretende poner en valor y visibilizar a las mujeres que utilizan la bicicleta en trayectos cotidianos y en territorios más pequeños.

La primera bicicleta

¿Cuándo recibieron su primera bicicleta?

“Mi primera bicicleta fue el 2008. Una mini CIC verde toda destartalada, comprada en una cola de la feria por mi mamá en 3.500 pesos. No tuve bici de chica, porque a mi hermano mayor lo habían asaltado para robarle una, de forma violenta. Ni siquiera soñaba con una, porque sabía que era cara, un lujo y mi mamá no podía pagarla. Además, era peligroso por ser mujer y vivir en un barrio pobre. La bici fue un regalo de Navidad. Cuando volvía de unos carnavales culturales, mi mamá me la tenía de sorpresa detrás de la puerta. No la solté más”, comenta María Paz.

“No tengo tan buena memoria y recordaba una bicicleta que me regalaron mis papás cuando cumplí 18. A esa edad, a algunas personas les regalan auto, a otros no les regalan nada y a mi me regalaron una bicicleta. Pero en realidad, mi primera bicicleta, me la regaló mi mamá cuando yo era grande. Tenía como 11 o 12 años y era una bicicleta usada, que era de ella. Se la había comprado en 1972, la arregló y me la regaló a mi. Era una bicicleta de esas tipo película Machuca, con freno torpedo y con parrilla”, afirma Fernanda.

Los recuerdos de Fernanda, que pudo disfrutarla durante su juventud, se remontan a la comuna de La Florida, donde el gusto por este medio de transporte comenzó a transformarse en un verdadero legado familiar.

“La recuerdo sobre todo como una herramienta de diversión, de ocio, de pasarlo bien, de compartir con mis amigas, y también de poder salir en el barrio simplemente a pedalear. Yo vivía en una villa y salía a andar en bicicleta con una amiga. Una pedaleaba y la otra iba en la parrilla de pie. Me acuerdo que una vez íbamos por un pasaje, perdimos el equilibrio y nos caímos arriba de un auto. Terminamos con las rodillas rotas, algo muy común entre niñas chicas. Mi mamá siempre ha andado en bicicleta y mi abuelo también. Él vivía en lo que ahora es la comuna de La Cisterna, y pedaleaba hasta el centro. Entonces, ahora que yo pedaleo y uso la bicicleta como medio de transporte, mi mamá siempre me dice, eso lo sacaste de tu abuelo. Es como una especie de herencia familiar”, añade Fernanda.

Cicletada de las Niñas

El pasado domingo 20 de octubre sería un día especial para María Paz Castillo y Fernanda Martínez. Ambas y por tercera vez, tenían previsto realizar durante la jornada una nueva versión de Cicletada de las Niñas, un recorrido gratuito en bicicleta, exclusivo para mujeres, que invita a imaginar una ciudad mejor, a apropiarse del espacio público usando la bicicleta como medio de transporte y demostrar que la calle también les pertenece a las mujeres. La actividad, además contaría con actividades como yoga, juegos y música. Sin embargo, tras el anuncio del gobierno que declaró Estado de Emergencia y toque de queda, el evento debió suspenderse.

¿Cómo nace Cicletada de las Niñas?

La Cicletada de las Niñas es una actividad que con la María Paz se nos ocurrió el año pasado, en el contexto del festival OH! Stgo. Es una iniciativa que busca promover el uso de la bicicleta en las niñas. Dar a conocer que es posible andar en bicicleta en las calles, mostrarles a las niñas otras mujeres y otras niñas que sí andan en bicicleta y que sí usan la bicicleta de manera cotidiana. Es una experiencia que busca poner el foco en las mujeres y en las niñas, en un espacio político en el que justamente las niñas y niños están en segundo plano”, comenta Fernanda.

“La Cicletada de las Niñas nace de varias conversaciones y encuentros a los que habíamos asistido con Fernanda sobre mujeres, sobre mujeres en bicicleta también y unos talleres de mecánica de bici que organicé. Llegó la idea de hacer algo al respecto el año pasado porque tenía todo que ver con lo que estábamos haciendo. El objetivo es que niñas y mujeres sientan que el espacio público les pertenece, formar una masa crítica que en el futuro pueda equiparar la cantidad de mujeres versus hombres en esta actividad que es el ciclismo” agrega María Paz.

¿Por qué es necesario hacer este tipo de actividades, exclusivamente para mujeres?

“Lo hacemos con niñas, en un lugar visible, por la calle y exclusivamente con mujeres porque hay un porcentaje menor de mujeres que de hombres que se trasladan en bicicleta. Y atiende además a una realidad de mujeres relegadas al espacio privado, acosadas y también a diferencias salariales”, señala María Paz.

“En las manifestaciones de ahora, las manifestaciones feministas del año pasado, nosotras vemos mucha gente en la calle, pero lo que menos vemos son niños. Y sobre todo, a las que no vemos, son niñas. Entonces no necesariamente se hacen parte de esa demanda ciudadana, pero además no utilizan las calles como el resto de los habitantes. Entonces es poner a la infancia en el centro de nuestro discurso, y sobre todo a las niñas. Hoy en día, la bicicleta es una herramienta que está mucho más presente en la cotidianidad, pero en general para las niñas y para muchas mujeres está relacionada con una cuestión deportiva o de recreación, como por ejemplo, ir a la plaza el día domingo en bicicleta. Nosotras queremos con esto demostrar que las bicicletas se usan en muchos otros espacios y al usarla estamos haciendo uso y ejerciendo nuestro derecho de ser en la calle, bajo la consigna de que las calles son nuestras, de las mujeres y de las niñas”, comenta Fernanda.

¿Cuántas mujeres han participado en Cicletada de las Niñas?

En la primera versión, que se realizó en Santiago, participaron 100 personas. En la segunda, que fue en Quito en el contexto del Foro Mundial de la Bicicleta en abril de este año, también participaron 100 mujeres. Y en la tercera, aunque acá fue cancelada, era internacional y participaron muchas ciudades y al menos unas 1500 mujeres más”, explica María Paz.

“Fue replicada en casi 50 ciudades de América Latina y el Caribe, desde Ciudad de México hasta Lima y Argentina”, agrega Fernanda.

¿También participaron en la creación de un mural sobre la Cicletada de las Niñas?

“La verdad es que nosotras tuvimos poca injerencia en él. Llamamos a un grupo de mujeres por nuestras redes sociales y llegaron muchas, con ideas, con ganas de participar y apoyar. Dentro de ese grupo, habían personas de la Brigada de Arte y Propaganda de la Coordinadora 8M. Ellas en general hacen murales e intervenciones artísticas o performance en la calle. Y ellas mismas se consiguieron la pared donde se hizo el mural, que está en el barrio Yungay. Además, a ellas se les ocurrió que el diseño del mural podría salir de las mismas niñas, que mandaron sus dibujos de cómo se imaginaban la Cicletada de las Niñas. Con esas fotos armaron el diseño del mural. Luego si hizo una convocatoria abierta para poder pintarlo. Fue una experiencia bien bonita”, afirma Fernanda.

¿Se programará una nueva fecha para realizar el evento?

“Esperamos poder congeniar para que todas las personas que querían hacerla y no lo hicieron por circunstancias locales, podamos volver a hacerla en conjunto. Esperamos recobrar fuerzas y volver a organizarnos. Viendo lo que esta pasando en el país, ojalá podamos ser parte de este movimiento también, y a partir de eso, retomar y pensar en una nueva fecha. Bajo ninguna circunstancia suspender. Nosotros hemos trabajado harto en esta cicletada y esperamos hacerla en un par de semanas más, con todas las organizaciones y todos los voluntarios que se habían comprometido, porque es un trabajo grande y bonito que ha requerido mucho esfuerzo” finaliza Fernanda.

@cicletadadelasninas

@ciclistassueltas – Fernanda Martínez

@viajar_sola – María Paz Castillo

Súmate!
RSS
Email
Facebook
Twitter
Instagram