Loretto Araya y Andrés Feddersen:  una pareja de youtubers que ama los paseos en bicicleta

Con millones de visitas mensuales en Youtube son una de las duplas más divertidas de las redes sociales, donde cada semana parodian todo tipo de situaciones cotidianas.

Por Myriam Salazar

Pedro de Valdivia Norte, media mañana. Me recibe Ema una perrita blanca que a estas alturas ya es parte estable del elenco de los sketches de LAF Producciones. Andrés Feddersen y Loretto Araya crearon este proyecto hace dos años y medio con el fin de dar una sonrisa a la gente que sigue las redes sociales, y lo consiguen con holgura.

_MG_1162-web“Te juro que con el tiempo nos ha ido muy bien, en un año tuvimos 160 millones de reproducciones, es heavy. Mucha gente de otros países también nos sigue, Latinoamérica en general. Nos ha encantado sentir que a través del humor uno puede romper barreras y conectarse con personas distintas, de absolutamente otras realidades y al final encuentras puntos en común con personas de todos los países. Por ejemplo fui a México, a la Feria Internacional del Libro en Guadalajara en noviembre del año pasado. Me invitaron para hablar sobre redes sociales en un seminario. Todo el mundo nos saludaba, nos conocían. Gente joven que está en Facebook por supuesto. De repente íbamos caminando por la calle y de un auto se bajaron a decirnos ¡los niños de los videos!

Antes de Youtube y redes sociales ambos tenían trabajos más bien tradicionales.

Andrés: Loretto trabajaba en una editorial haciendo libros de inglés para colegios y yo era profesor de la Chile de literatura medieval. Nos conocimos en el Teatro Municipal, la Lore trabajaba en área administrativa, ella se iba y yo era el reemplazante. Ella me explicó el trabajo y me intrigó. Nos juntamos y después se dio que teníamos este amor por la comedia y dijimos ya armemos algo. Me llamó la atención su forma de ser, su manera  sarcástica de explicar el trabajo.

Loretto: era un trabajo fome, fome, fome, o sea ambos estudiamos letras primero y después  audiovisual. Siempre quisimos estar relacionados a la cultura. Dijimos Teatro Municipal ¡wow! onda vamos a estar haciendo cosas increíbles y no. El trabajo era muy administrativo, onda comprar pasajes de avión, firmar contratos y cosas así. Yo le explicaba “mmm aquí lo vas  a pasar muy bien, haciendo los contratos” le expliqué de forma entre sarcástica y divertida y él como que se impresionó de mí. Después de eso me invitó a cine, llevamos 3 años juntos.

Juntos crearon LAF Producciones e hicieron un infructuoso camino buscando financiamiento para sus ideas. “Nos pasó que participamos del Fondart y es muy difícil ganárselo, nosotros no teníamos experiencia en ese minuto. Entonces es un círculo vicioso, por un lado tienes que trabajar en algo para tener lucas y mientras tratar de hacer algo artístico, es demasiado difícil y como no tenía mucha experiencia siempre perdía. Nos dio rabia depender de otros para hacer el proyecto.

Se animaron y decidieron empezar solos, “Nos conseguimos la cámara de la hermana de Loretto, llamamos a un amigo sicólogo que también estaba mal con su pega y empezamos a hacer videos. Los primeros que hicimos eran horriblemente malos y lentos pero por lo menos estábamos haciendo algo. Seguimos y después de hacer varios videos, grabamos uno que se llamaba “3 maneras de esquivar una pregunta” y con un celular y un selfie stick en La Moneda, la Lore era la reportera y yo el político, disfrazado con un terno de su papá, que me llegaba hasta las rodillas. Ella me preguntaba: “Señor político que piensa usted de los diputados” y yo esquivaba las preguntas. Ese video tuvo como 300.000 reproducciones. Ahí captamos que era lo que quería la gente. Contenidos cortos, sencillos y al grano. Con eso empezamos a mejorar hasta que hicimos este “Porno para…”,  fue lo que nos distinguió. EL primero fue “Porno para hispter”, ahí encontramos nuestra voz y los videos se reprodujeron más de 6 millones de veces, nos llamaron hasta de Miami para dar entrevistas.”, cuenta Andrés.

La explosión de LAF desde mediados de 2016 los tiene produciendo videos semanalmente  y trabajando de lunes a sábado, el día domingo lo dejan para el descanso y un buen paseo en bicicleta.

Cuesta imaginar a Loretto como una niña de bajo perfil. “En mi niñez fui muy tímida, más reflexiva, de pocas amigas pero bien cercanas. Me gustaba mucho dibujar, en general era súper tranquila. Más hacia la adolescencia se empezó a expresar lo de los videos. Tenía una cámara que no soltaba, grababa a mis amigas, armando programas de mentira. Les decía hagamos un programa como de los Back street boys que en esa época estaban de moda, lo admito me gustaban. Mi primera bici era como de Barbie, tenía una muñeca dibujada blanco con rosado. Me acuerdo cuando me sacaron las rueditas obviamente que es un momento en que tienes mucho nervio pero de repente  no te das cuenta y estás andando sola, fue muy bacán. Rápidamente crecí y tuve que cambiarme a otra con cambios. Al principio me daba miedo porque sentía que la bicicleta era más alta que yoi, rápidamente nos hicimos amigas. Pasaron varios años y retomé mi vida con la bicicleta en la universidad y después en la pega. En  mi primer trabajo tuve la suerte de que había una buena ciclovía entre el trabajo y mi casa, la usé harto para transportarme todos los días. Era demasiado placentero, que rico partir el día como aaa!. Me pasa que me subo doy una pedaleada y estoy feliz, el viento en la cara, me alegra mucho andar en bicicleta”.

_MG_1174-web

La bicicleta de Andrés.

Mi primera bicicleta me la compraron mis papás en un persa que quedaba en San Pablo. Era una bici chica azul. Me cargaban las rueditas porque siempre había una que estaba más arriba que la otra, me daba rabia, las sacaba y me pegaba. No me gustaba que me ayudaran. Por el trabajo de mi papá nos fuimos a vivir a Francia, nos compramos otras bicis que tenemos hasta hoy día. Las han reparado mil veces. Allá se andaba harto en bici, paseos de fin de semana a los bosques y cosas así. Volví a Chile un tiempo y después me fui a Francia a estudiar. Partí en Toulouse, me iba en bici a la u, llegaba en 10 minutos, había un estacionamiento de bicis con portón eléctrico, era bacán. Cuando llegué quería ahorrar, me compre una bici penca como de 20 lucas, que se le caía el pedal y como los franceses le ponen garantía a todo, fui a cobrar la garantía como 5 veces, al final el vendedor me decía que el pedal valía más que la bici. Después me compré una con los mangos más grandes, era bacán. Me fui a vivir a Inglaterra y me llevé la bici, siempre viviendo al 3 y al 4 así que con la bici me ahorraba el bus.

¿Cuál es su onda juntos en bicicleta?

Andrés: Nos gusta ir los domingos hasta la Quinta Normal, usamos la CicloRecreoVía ahí te das cuenta de que Santiago no es tan grande como uno cree, nos íbamos por Merced, Catedral derecho hasta la Quinta, lo hicimos como 6 veces. También hemos usado el Mapocho Pedaleable. Es bacán que existan esas iniciativas. Debería haber un parque, poner bancos. En Paris el borde del Sena también tiene caminos para que uno se pueda tomar una cerveza. Como que hay un tema en Chile con el espacio público, no se puede tomar, no se puede salir.

Loretto: Con Andrés hemos gozado muchísimo la CicleRecreoVía, hemos visto mucha gente pasándolo increíble en familia, es bien liberador no ver autos. Tener una ciudad silenciosa y por otro lado no está la presión y el nervio de que alguien te va a atropellar, vas libre. La ciudad es muy distinta cuando estás ahí, para nosotros es demasiado importante. Ojalá pronto existan más instancias como esta. Siempre la reflexión es, que heavy todo el espacio que ocupan los autos versus lo que ocupa la bicicleta. Nosotros nos reencontramos harto con la Quinta Normal gracias a poder ir en bicicleta.

Hace poco terminaron su primer guión, la película se llama “Estrellas de internet”, son dos chicas en un trabajo sin futuro, que no hacen lo que quieren, se preguntan ¿esto es todo lo que la vida me puede ofrecer?, es como una crisis de los 30 y siempre habían querido ser actrices, se deciden y empiezan su camino con el foco puesto en la internet con la consigna de demostrar que nunca es tarde para empezar. Andrés dirige y claro Loretto será la protagonista.