Mutual de Seguridad inaugura centro cultural para desarrollar una movilidad segura

Primer Centro de Seguridad Vial del país

Por Andrés Santelices

Fotos Myriam Salazar

Ubicado en lugar estratégico -entre Metro Universidad Católica y Baquedano- el Centro de Cultura es un espacio de acceso gratuito abierto a la comunidad que tiene como principal objetivo sensibilizar sobre accidentabilidad y mortalidad en accidentes ocurridos en el espacio vial.

Simuladores de conducción de bicicleta, equipamiento de alta tecnología, talleres de educación vial y espacios interactivos especialmente ambientados para niños son parte del programa de prevención con el que cuenta el Centro de Cultura de Seguridad Vial que inauguró la Mutual de Seguridad en el centro de Santiago. La iniciativa es parte del compromiso de la empresa de reducir la tasa de accidentabilidad en Chile y generar una cultura de seguridad.

01-web

María Elisa León, gerenta de gestión del conocimiento de Mutual de Seguridad, comenta que el espacio se gesta a partir de los continuos análisis que realiza la empresa en el ámbito de seguridad de salud en el trabajo. “En los 50 años de existencia de la Mutual de Seguridad hemos visto que nuestra tasa de accidentabilidad ha ido bajando sostenidamente de 30% a menos del 4% en la actualidad. Ahora bien, pese a que hemos notado una baja en la mortalidad, ha cambiado el comportamiento y se ha hecho más frecuente, como causa de mortalidad, los accidentes que ocurren en la vía pública en donde hay a lo menos un vehículo involucrado. Hace 10 años el 50% de nuestros casos con resultado de muerte eran de causa tránsito eran de caídas de altura y riesgos eléctricos, entre otros. Sin embargo, ese segundo grupo se ha ido controlando y se han hecho más frecuente los accidentes con resultado de muerte que ocurren en la vía pública”, indica.

María Elisa, sostiene que esta obra emblemática de la empresa es parte de las distintas iniciativas que apuntan a reducir la tasa de accidentabilidad en Chile y provocar los cambios culturales que se requieren para la prevención de accidentes en la vía pública. “Como actores parte de un ecosistema, tenemos que tratar de revertir la curva de aumento de muertes producto de este tipo de accidentes”, señala.

 

03-web

Usuario en simulador de automóvil.

Cultura de la seguridad

Más que una cultura del autocuidado, el Centro de Cultura busca lograr desarrollar una cultura de la seguridad vial desde la innovación y la experiencia. “Nosotros queremos sensibilizar a la comunidad respecto de los riesgos que hay, desde la perspectiva de reconocerlos y por lo tanto también influir en la gestión de las organizaciones y empresas”, destaca María Elisa León.

Agrega que los países que han avanzado en el control de la mortalidad y accidentabilidad de tránsito, han implementado primero estrategias a nivel país con distintas iniciativas, por ello se busca sensibilizar sobre esta materia. “Creemos que toda actividad de educación y formación debe partir en los niños, en el Centro tenemos espacios dedicados exclusivamente a los niños, tenemos otros espacios que son abiertos a la comunidad que pretenden sensibilizar y también tenemos actividades de capacitación específicas para aquellas personas que usan vehículos como herramienta de trabajo”, resalta.

 

Seguridad vial: una problemática de todos

Entendiendo que la sensibilización sobre los accidentes de tránsito es una labor que deben desempeñar las instituciones públicas, el mundo privado y las organizaciones de la sociedad civil, María Elisa León destaca el trabajo conjunto con Educleta, ONG dedicada a la educación vial y que desarrollará talleres para niños y adultos enfocados al ciclismo urbano seguro. “Esta es parte de una de las formas que tenemos de trabajar. Esta es una problemática de todos y cada uno tiene que contribuir a reducir la accidentabilidad en el espacio vial”, menciona.

Finalmente, León sostiene que dentro de las expectativas que existen en la Mutual de Seguridad con la creación del Centro de Cultura es constituirlo en un espacio abierto a la comunidad. “Lo que buscamos es que haya vida en el centro y que generemos un cambio en las personas que concurren al lugar.  El desafío es ser un espacio de encuentro para la ciudadanía y los actores vinculados al logro de una movilidad segura en la vía pública y que se focalizará en la educación y entrenamiento de habilidades, recreando de forma interactiva lo que pasa en el día a día en las calles y en la convivencia vial”, concluye.