Written by 11:45 pm Actualidad

«De la Cordillera al Mar»: Cristóbal Pinto y su travesía nocturna hacia Lo Vásquez.

Vengo de la cordillera al mar

Voy de paso por esta ciudad

Traigo lunas para su jardín

Y ramitos de sonrisa en flor

También traigo dulce de amistad

Pa’ las penas y el dolor

Amor, dulce de amor

Amor, dulce de amor…

Por Michelle Raposo

Con el mismísimo espíritu de “Pregón para Iluminarse” de Los Jaivas, Cristóbal Pinto -más conocido como Gritóbal en el mundo de las bicis- quiere darle un giro a la tradicional salida a Lo Vásquez. “En vez de hacer la típica salida de Santiago Centro, que es donde vivo, voy a partir desde Valle Nevado, literalmente de la cordillera al mar”, cuenta mientras tararea la canción. 

Si bien la partida está más arriba (lo van a subir en camioneta al punto de inicio), la ruta sigue el camino lógico de ir bajando por Las Condes, Apoquindo, Plaza Italia y así hasta llegar a la costa. Gritóbal dice que no ha hecho mediciones de cuántos kilómetros extras serían, pero da igual porque va con toda la fe. “Y al menos hasta el túnel, todo el camino es en bajada. Este año he pedaleado más que el pasado, así que debería andar súper bien para llegar más tranquilo”. 

Aunque en estricto rigor va solo, cuenta, igual se le van a sumar algunos amigos en el camino y el o la que quiera sumarse a esta travesía lo puede hacer. Le pueden escribir a su Instagram @Gritóbal. Eso sí, dice, la idea es ir juntos pero no revueltos, ya que esto es más bien una ruta que quiere disfrutar con tranquilidad.  

Eso porque hace muchos años, hacía la salida desde su tienda, donde se juntaban entre 200 y 300 personas que iban a su cargo. “A la larga me demoraba hasta 14 horas en un pedaleo que era de 4 horas. Si pinchaba alguien, tenía que estar asistiéndolo y preocupado de que no faltara ninguno y eso me fue desgastando. Entonces, ahora los que quieran que vayan conmigo, pero yo estoy haciendo mi propio desafío. O sea, vamos juntos, pero cada uno por su lado”. 

La idea es partir cerca de las 7 de la tarde, “porque el ideal es tener luz día solo para bajar Farellones. Después, camino para allá, me interesa hacerlo de noche, porque es terriblemente más cómodo. De día, el sol te hace mierda. De noche es bastante más favorable para pedalear, es más fresquito. El hecho de ir sin luz sirve también para la vista que sufre harto después de 4 o 5 horas pedaleando al sol. Entonces mi intención es la parte inicial, que es Farellones, que es la parte más compleja, hacerla con luz día y en lo posible llegando a Plaza Italia estando oscuro. La idea es pedalear hasta la 1 o 2 de la mañana y llegar a Algarrobo”, cuenta.  

¿Por qué Algarrobo? Aquí sus más de 20 años haciendo el camino le han dado la sabiduría para elegir un mejor destino final. “En estricto rigor, voy todos los años, es una ruta que conozco bien y en los últimos 7 u 8 años, la masividad del pedaleo también ha ido aumentando. Esto trae una problemática porque somos muchos ciclistas llegando a Valparaíso, entonces sobramos. Y qué pasa cuando sobramos, que la atención no es la mejor”. Como experiencia los desayunos, las empanadas no son las mejores.  “Total son miles de ciclistas que andan cagados de hambre,  cagados de sed y dispuestos a pagar lo que sea por comerse algo del pedaleo”.

Paseo cada vez más popular

A propósito de los miles de ciclistas, Gritóbal cuenta que ha sido notorio el aumento de ciclistas participando. “Más o menos para que te hagas una idea, cuando empecé a salir a Lo Vásquez, que debe haber sido como en el 2002, iba una quinta parte de lo que va hoy. Ahora es brutal la cantidad de gente. Antes había tramos de la carretera en que ibas más solo que un dedo. Ahora no. Ahora la carretera todo el rato está llena de ciclistas”. 

Las autoridades ya han ido entregando los horarios de cierre de la Ruta 68, que será cerrada el jueves 7 en ambos sentidos de tránsito entre el enlace de Américo Vespucio en Pudahuel, y el paso superior Curauma en la V Región. 

Entre las 07:00 horas y las 23:59 del viernes 8, se permitirá el tránsito vehicular motorizado sólo hasta el km. 78, 8, sector de estacionamientos del Santuario de Lo Vásquez. No se podrá continuar por la autopista hacia la costa de la V Región.  

“Antes eran más caminantes que ciclistas. Ahora son diez veces más ciclistas. Eso yo creo que ha pasado por varias cosas. Uno, que los chilenos ya no son tan creyentes. Y el hecho de que la carretera esté cerrada, ha hecho que cada año los ciclistas se vayan uniendo”, reflexiona. 

Algunos datos amigos para disfrutar la experiencia

Para los que se están animando por primera vez, Gritóbal comparte las siguientes recomendaciones para llegar impeque a destino: 

  • Descansar. Si vienen entrenando para poder hacer el viaje, no pedalear el día anterior. “Si vienen entrenando, si están no sé, subiendo el San Cristóbal todos los días pedaleando un resto, el día miércoles evitar pedalear y dejar el cuerpo descansar”. 
  • Hidratación. Nunca está de más decirlo, pero es importante llevar agua. “Si pueden llevar dinero mejor, para no ir tan cargado, porque en la carretera hay de todo. Comida, agua, jugo, isotónica, energética, hasta marihuana”. 
  • Revisar la bici. “Revisar las bicis, revisar las bicis, ya estamos súper encima, pero por favor revisar las bicis, la cantidad de monos que queda tirado en el camino es brutal.
  • Protección solar. “Que se pongan bloqueador en las orejas, porque uno nunca las pesca y el cuello. No olvidar las manos. Un par de años he viajado sin guantes, y me quedaron todas quemadas”. 
  • Precaución para los pinchazos. “Herramientas básicas y harto parche. Si no saben parchar, lleven cámaras. Varias, tres o cuatro cámaras. Yo el 95% de las ocasiones que he ido no he pinchado, ni he tenido ni un problema, pero hubo un año que pinché ocho veces. ¡ocho veces en un solo viaje, no lo podía creer!”. 
  • Energía extra. “Si pueden lleven geles deportivos. Pero si no, llevar dulcecitos de manjar, cositas dulces. De repente uno empieza a desinflarse y con dos caramelos ya estás de nuevo súper bien. Eso es engañar al estómago, pero funciona. 
  • Paradas estratégicas. “Si aguantan, evitar parar mucho porque en cada parada se te enfría el cuerpo y después volver a calentarlo cuesta más porque se empiezan a fundir los músculos. Entonces, la menor cantidad de detenciones posibles. Lo que hago siempre es detenerme en Curacaví. En la plaza aprovecho de tomar un consomé y comer algo y después sigo a fondo a Lo Vásquez”.
  • Comer con tranquilidad. “En Lo Vásquez hay una feria gigantesca que puedes encontrar literalmente de todo, hasta herramientas de construcción. Pero además hay mucha comida, mucha, mucha, mucha comida. No se vuelvan locos comiendo antes de llegar, porque allá tienen donde sentarse y comer tranquilos”. 
  • Pensar en el regreso. “Si pueden pasar a la playa es más fácil, porque después es muy complejo tomar un bus desde Lo Vásquez”. 
(Visited 4.913 times, 25 visits today)

Si te gustó, compártelo.

Etiquetas: Last modified: diciembre 6, 2023
Close