Escrito por: 2:11 pm Actualidad

El aporte de la bicicleta en el comercio urbano

Por Daniela Suau Contreras

Periodista, activista movilidad sustentable y feminista.

El aporte de la bicicleta como medio de transporte es tan amplio y diverso que, además de ser un gran aliado ante la contaminación y congestión de nuestras ciudades, es una opción eficiente para el transporte de carga.

Gracias a su viabilidad económica son muchos los emprendimientos locales que se están volcando hacia el reparto en bicicleta y quisimos conocer algunos de ellos. Huevos de campo, tortas para personas con alergia alimentaria, alimentos a base de algas, pan de masa madre, productos de aseo y limpieza orgánicos, son algunos de los productos que se reparten en bicicleta y que podrás conocer en este artículo.

En base a su experiencia si hay algo en lo que todos los entrevistados coincidieron es que, hoy más que nunca, la bicicleta es una excelente alternativa para satisfacer el abastecimiento a domicilio. Y tu emprendimiento ¿por qué no?

Despensa del Campo

Productos del campo a la puerta de tu casa, es el sello del emprendimiento de Juan Castillo, quien nos cuenta que venden desde huevos de campo, aceite de oliva, pan integral y queso mantecoso, entre otros.

En Despensa del Campo, comenzaron desde hace tres años con la venta de huevos de campo y este año empezaron a ofrecer otros productos. En su caso, el reparto sustentable surgió a partir de que Juan se vio en una difícil situación y comprar una bicicleta de carga fue su herramienta para poder hacer las entregas.

Actualmente el servicio de despacho lo hacen con En Cargo, emprendimiento de bicimensajería, con quienes hacen envíos a Providencia y Santiago centro, donde “es muy difícil maniobrar en automóvil particular y los beneficios de la bicicleta son casi obvios. ‘Limpiar’ el centro de autos debería ser una obligación”, afirma Juan Castillo.

Como su círculo de clientes se ha ampliado bastante, también complementan con reparto en automóvil a otras comunas. A su juicio, la bicicleta es un aporte real a la reinvención de la economía, reduce el ruido, evita tacos y ayuda a un montón de personas con trabajo saludable, siendo cien por ciento un aporte.

Le preguntamos si recomendaría a otros emprendedores que hagan sus repartos en bicicleta y su respuesta es clara: “Creo que debería ser obligación en un aro específico del centro el reparto en bici o electromovilidad al menos. Para ciertos sectores es mucho más rápido y eficiente y le da un plus al valor específico de tus productos. Hay clientes que valoran esta forma de entrega. También hace ser una empresa más consciente, ‘¿Por qué no, si se puede?”, concluye el dueño de Despensa del Campo.

Cupcakes Eme

Pastelería en bicicleta, pero no cualquiera, sino cupcakes, postres y tortas para personas con alergia alimentaria o quienes deseen optar por una vida saludable, nos cuenta Paulina Albornoz que es lo que caracteriza a su emprendimiento.

En Cupcakes Eme reparten en bicicleta con Awkn Revolución Sustentable desde abril de este año. Según nos cuenta la emprendedora: “Inicialmente ellos no hacían reparto para tortas, pero los convencí de que juntos sí podríamos hacerlo”.

La experiencia de Paulina ha sido bastante beneficiosa con el reparto en bicicleta, porque asegura que los bicimensajeros son muy esforzados y asumen desafíos: “Yo estoy fuera de su rango de retiro, en Maipú, pero ellos van igual o a veces yo misma les llevo las tortas”.

A la fecha no han tenido ningún inconveniente con los despachos, al contrario, ellos se organizan muy bien y reparten el mismo día, ya que tienen una excelente logística, además de muy buenos precios con respecto al mercado. “Las clientas quedan muy contentas cuando los ven llegar, se impresionan porque saben que los bicimensajeros viajan desde Maipú y casi todos los despachos son hacia la zona oriente”, dice la creadora de Cupcakes Eme.

En su caso, decidió trabajar con bicimensajería porque va en la línea de su trabajo, productos de temporada, orgánicos, siempre considerando la reutilización y la reinvención. Sin embargo, ningún despachador quería asumir la responsabilidad de repartir sus tortas, más aún considerando que no son tan estables como las tortas de supermercados, hasta que conoció a Awkn.

Paulina dice que ha recomendado a varios emprendedores este tipo de reparto, de hecho, una de sus mejores amigas también despacha con ellos. “Lo recomiendo porque son despachos que hacen dentro del día, los productos van muy bien cuidados y nunca he tenido ningún problema, no provocan ningún tipo de contaminación y generan más empleos. Han sido mi salvación y siempre encuentran la solución a cualquier posible problema que pueda surgir en los despachos, como una torta más compleja o una distancia muy lejana. Nos hemos ido adaptando mutuamente”, concluye Paulina Albornoz.

Quelp

Para los creadores de estos alimentos saludables a base de algas chilenas, el reparto en bicicleta es parte de su espíritu como emprendimiento, ya que operan bajo un modelo de triple impacto positivo que, por un lado, ayuda a la salud de las personas (consumidores) al incluir algas como ingrediente principal en una alta proporción en el producto final; trabajan directamente con recolectores de algas a través de precios justos; y junto a ellos hacen un manejo sustentable de las praderas naturales de algas.

Alejandra Allendes nos cuenta que desde el primer día que lanzaron la web de Quelp, en mayo 2019, reparten en bicicleta. Comenzaron con Astro Bike, quienes han sido sus partner desde el inicio. “En Quelp el compromiso con la sustentabilidad es sumamente importante, de hecho, es parte del fundamento de por qué ocupamos algas, porque tienen una huella de carbono e hídrica ínfima, ya que es un recurso que no necesita ninguna intervención humana para desarrollarse, sólo que la gente lo cuide. Es por esto que siempre nos hizo sentido buscar un medio de despacho que fuera acorde con nuestros principios y valores como empresa”.

En su caso, la crisis sanitaria les afectó en el sentido opuesto, porque tuvieron que aumentar su zona de cobertura y debido a las distancias han tenido que complementar con repartos en vehículos motorizados, sin embargo, todos los pedidos que se puedan hacer en bicicleta los despachan en este medio. La mayoría son a Las Condes, Vitacura, Providencia, Ñuñoa, Macul y Santiago como las principales comunas.

Algo que les gusta de Astro Bike es que “ellos trabajan con un ranking de la huella de carbono que se ahorra al hacer despachos en bicicleta y para Quelp es un muy buen indicador para transmitir a nuestros consumidores. En 2019 fuimos los ganadores en mayor reducción de huella de carbono. Así que felices de poder medir el impacto que generamos gracias a la alianza con el emprendimiento de bicimensajería”, afirma la emprendedora.

Además de limpio, le parece que la bicicleta es un medio muy seguro, por lo que ella también lo recomienda a otros emprendimientos que estén en la duda de contratar bicimensajería, ofrecen precios muy accesibles y tienen el plus de no estar contaminando. “Considero que al momento de repartir, la bicicleta debiese ser siempre la primera opción, porque los resultados son sólo positivos”, concluye Alejandra.

Pancho Pan, el amigo del pan

Pan de masa madre, venta de harina y taller de panadería, forman parte del emprendimiento de Francisco Lagos, quien reparte a domicilio en bicicleta sin costo, en el área de Providencia, Pedro de Valdivia, Grecia, Av. Matta, Lira, Alameda y zonas cercanas.

En Pancho Pan, nos cuentan que desde el principio el proyecto estuvo concebido en repartir en bicicleta: “Llevo más de dos años desde que empecé a vender pan, primero a amigos y luego a personas que me contactaban porque alguien les pasó el dato o a través de las redes sociales. Hago los repartos en bicicleta, primero porque soy ciclista, no tengo ni tendría auto, y las mismas razones que aplico a mi vida y desplazamiento en la ciudad las aplico a mi negocio. Ahorro dinero, puedo tener una logística sencilla de desplazamiento y entrega, hago deporte y oxigeno la cabeza mientras trabajo”, cuenta Francisco.

Desde su experiencia, los beneficios de repartir en bicicleta comienzan desde hacer el acto de repartir algo entretenido: “A veces uno no sale a pedalear porque no tienes un motivo o un lugar al que ir y la flojera gana. Desde que tengo este negocio estoy obligado a pedalear varias horas al día por la ciudad, varios días a la semana, eso me mantiene activo y pedaleando. Han habido beneficios también para el negocio en términos de costos y logística de reparto, pero los mayores han sido en el ámbito personal. Por otro lado, al hacer los repartos en bicicleta se ha priorizado por moverse en un sector acotado de la ciudad, lo cual intenciona el proyecto hacia una economía más de barrio”.

Ante los tiempos que estamos viviendo, el creador de Pancho Pan nos cuenta que si la bicicleta ya era importante antes, ahora lo será aún más, no sólo para las personas, sino para los repartos que realicen los emprendimientos: “La bicicleta se abre como una opción aún más potente para el bolsillo y la salud de los ciudadanos”.

A su juicio, el reparto a domicilio “va a ser la forma como muchos emprendedores van a poder sortear la crisis. Sin la gente saliendo de sus casas es necesario llegar hasta a ellas de una forma asequible y que no encarezca de sobre manera los productos. Están las aplicaciones de delivery pero monopolizan el reparto, cobran comisiones altísimas a los negocios y pagan una miseria a sus trabajadores. Es necesario que las iniciativas locales de pedaleros puedan ser el brazo y las piernas que lleguen desde los pequeños comercios hasta los clientes, una red de ciclista repartida por la ciudad y que pueda mover cosas de forma rápida y confiable”, concluye el creador de Pancho Pan, el amigo del pan.

BAM Active

Andrea Mora y Rubén Basaure son los cofundadores de Bam Active SpA y uno de sus negocios es BAM Detergentes, productos de aseo y limpieza orgánicos y veganos, como detergente para ropa libre de conservantes e hipoalergénicos, lavalozas líquido sin color y sin olor, y limpiadores multiusos; los que por supuesto, reparten en bicicleta.

Rubén nos cuenta que trabajan con dos empresas de logística sustentable, una para el sector oriente de Santiago, En Cargo, y otra para el poniente de la ciudad, Awkn: “Llevamos trabajando con ellos cerca de dos años y 1 año y medio respectivamente. ¿Por qué? Muy simple, todos nuestros procesos son muy esbeltos, nuestra producción no genera residuos, o sea, es limpia y lo más lógico era que el despacho fuera lo más limpio posible. ¡Así de sustentable! Para nuestra organización, más que un negocio nos mueve un propósito y ese es no contaminar”.

Además, en BAM Active siempre les ha gustado el contacto personal y no un simple código de barras: “Lo más interesante es la vinculación entre fábrica-logística-cliente final y que este último retorna los envases que utilizaron con los ciclistas a la fábrica para posterior reutilización”.

Según Rubén, para su negocio, repartir en bicicleta ha sido un tremendo aporte, por la creación de numerosos puestos de trabajo, ya que los servicios que ellos utilizan no son sólo despachos sino también la compra de insumos. Como ellos son de Viña del Mar, “cuando estamos en Santiago optimizamos nuestro tiempo de estadía, lo que impacta positivamente en nuestra huella de carbono”, relata.

Desde BAM Active, aconsejan a otros emprendimientos por qué es mejor repartir en bicicleta: “Como nuestro propósito es disminuir radicalmente la contaminación, este servicio está inserto en la visión-misión de nuestra compañía. El principal argumento es la sustentabilidad, la economía circular, la no emisión de CO2, NOx y otros gases de efecto invernadero. Y, como segundo argumento, pueden ahorrar una cantidad maravillosa de tiempo, externalizando las compras de insumos o materias primas ayudan a aumentar el empleo verde y a generar más trabajos en torno a esta nueva ecología logística ¡Gracias bikers!”, concluye Rubén.

Si te gustó, compártelo.

(Visited 215 times, 1 visits today)
Close