Premiación Cool Place to Bike: calidad de vida, comunidad y trabajo en equipo

Por Michelle Raposo

Foto Víctor Rojas

Fue el día más caluroso en 101 años, pero más allá de los 37,3º registrados en Santiago, el calor que se vivió en la premiación de Cool Place to Bike estuvo relacionada con el entusiasmo de los participantes quienes fueron a recibir sus reconocimientos por la gran final del año, desarrollada durante noviembre, en la que se batieron todos los récords de las versiones anteriores: número de participantes, kilómetros recorridos y emisiones de CO2 entre otros. Para tener una idea, estas cifras fueron equivalentes a plantar 15 mil árboles en la Patagonia.

Además de los participantes, la ceremonia contó con la presencia de representantes de la Subsecretaría de Transporte y del Subsecretario de Medio Ambiente, Marcelo Mena, quien dijo en la ocasión “que no podemos seguir un camino de transporte con el automóvil como centro, porque eso no va a ser bueno para nadie, por el ruido, la contaminación, congestión y la calidad de vida de las personas. Por lo tanto es fundamental que sigamos avanzando en el fomento del uso de la bicicleta”.

Flamantes ganadores

Uno de los equipos que hicieron su estreno con el pie derecho fue el Banco de Chile, ganadores de la categoría Corporaciones. “Es la primera vez que participamos y tuvimos un poco de miedo al principio porque el desafío era importante”, cuenta Manuela Haley, jefa de proyectos senior de la institución. Sin embargo, agrega, “fue un éxito a nivel de la comunidad del banco y estamos súper motivados, así que esperamos seguir participando y seguir ganando”.

El apoyo constante del banco durante el mes de competencia fue una de las claves para coronarse como campeones, agrega: “tuvimos un trabajo de comunicación interna súper potente a nivel motivacional para que a la gente no se le olvidara en lo que estábamos. También entregábamos los ránkings semanales y hacíamos premiaciones para que la gente se fuera motivando”.

Esto generó mucha colaboración entre los trabajadores. “Dentro de los equipos habían muchos que no se conocían y se armaron en pos del deporte. El incentivo que promovimos no fue tanto los premios o los regalos, sino más bien el sentido de ser parte de la iniciativa y lo que aporta en calidad de vida, comunidad y trabajo de equipo”, explica Diego Silva, jefe de deporte, cultura y recreación del Banco de Chile.

Otro de las empresas ganadoras dentro de esta categoría fue WOM, quienes se quedaron con el tercer lugar. Para Daniela Arancibia, prevencionista de riesgo de la empresa, y que se mueve de su casa al trabajo en bici, “la iniciativa es súper buena; Santiago está súper colapsado con el tema de los vehículos y la gente anda también bastante estresada. Hemos tenido hartos accidentes con la gente que choca en sus vehículos y hoy la tendencia de accidentes en bicicleta es súper baja, entonces también estamos motivando bastante en el trabajo para que la gente use la bici. Además es un medio bastante bueno porque a uno le cambia la vida, para la gente que busca motivación o quiere subir el ánimo, salir a pedalear te despeja y además es súper rico”.

“Queremos destacar el apoyo que recibimos durante el 2016 que nos va a permitir continuar este año con más sorpresas relacionadas con el evento Cool Place to Bike y la forma en que funciona. Gracias a toda la retroalimentación que recibimos de los participantes y de todos los líderes de empresas, organizaciones sociales, instituciones públicas y universidades, vamos a tener una modalidad que va a permitir que esto no sea solamente dos meses en el año sino que tenga una continuidad y siga generando el impacto positivo que llevamos”, adelanta Luis Elgueda, director ejecutivo de la competencia.