Escrito por: 10:16 pm Actualidad

El rol de la Bicicleta en tiempos de Covid19: más seguro ante contagio y descongestión de transporte público

Dos importantes médicas, un ingeniero experto en movilidad y un economista plantean las posibilidades que abren los desplazamientos en medios sustentables y entregan tips para evitar ser afectado por la enfermedad que ya se encuentra en fase 4.

Por Patricio Cofré A.

A partir del lunes 16 de marzo, Chile ingresó a la fase 4. Este martes se han confirmado 201 contagiados por Covid19, el virus que ha paralizado al mundo y ha provocado cerca de 145 mil casos en el mundo y cerca de 5 mil 500 muertes. El crecimiento de cerca de 10 mil nuevos afectados por día en todo el planeta y el aumento de su expansión a más de 110 países, abre un nuevo abanico de necesidades y medidas para disminuir la infección de más personas.

Hasta el mediodía de ayer, en nuestro país se contabilizaban 75 pacientes, por lo que urge aplicar de forma perentoria todas las recomendaciones determinadas por los expertos. Lavado de manos, aislamiento social, no asistir a eventos o encuentros masivos, son las principales fórmulas, pero los especialistas también destacan a la bicicleta como una forma de hacer frente a la llegada del coronavirus.

La dra. Izkia Siches, presidenta del Colegio Médico de Chile; la dra. Jeanette Dabanch, académica de la Universidad de Chile y ex presidenta de la Sociedad Chilena de Infectología; el ingeniero experto en movilidad urbana, Hernán Silva y el economista UC y pedalero, Rodrigo Echecopar, entregan su visión y tips sobre el rol de este tipo de traslados y sobre los puntos que deben advertir los usuarios.

“Es un mecanismo mucho más seguro que los que tienen aglomeraciones como el Transantiago o el Metro. En ese sentido es positivo. Cuando tenemos pacientes sintomáticos y lanzan las gotitas con coronavirus, en general, las más grandes suelen decantar y las otras quedan en superficie. Hay pocas que quedan flotando. Todos los ambientes abiertos aparecen como más seguros”, indica la doctora Siches.

La profesional del Hospital San Juan de Dios asegura que cuando comiencen a decretarse medidas de aislamiento general, será necesario que se cumplan de forma inmediata, pero mientras eso no ocurra es una buena forma de prevenir. “Alguien que hace actividad física es positivo, el sedentarismo es de riesgo para todas las enfermedades. Es una actividad muy recomendable”, comenta.

Además, explica que las mascarillas, al momento de andar en bicicleta, no tienen un mayor efecto de protección, ya que, al humedecerse, pierden cualquier capacidad de protección.

La Dra. Dabanch, en tanto, explica tajante que, de no cumplirse con las normas preventivas mínimas, -lavarse las manos frecuentemente, no tener contacto con personas con la infección, no mantener la distancia social- no existirá un beneficio. “Es una alternativa solidaria, porque cualquier actividad de traslado de forma individual es buena. Hay que tratar de reducir al máximo el desplazamiento de las personas a lo estrictamente necesario. Mientras más personas ocupen un medio de transporte como la bicicleta, se va a reducir el número de personas que utilizan otros medios que provocan aglomeraciones”, dice.

En alza

Rodrigo Echecopar es economista y pedalero hace una década, invita a mirar lo que ha ocurrido en Nueva York las últimas semanas y la preparación que tenía la ciudad en materia de infraestructura ciclista antes de la pandemia. Asegura que “como se ha vuelto más seguro andar en Santiago, se ha ido instalando más infraestructura y cultura del automóvil hacia los ciclistas, los trayectos de 5 kilómetros se pueden abordar fácilmente. Hay un espacio para mejorar la salud, pero en la situación actual permite evitar el contacto social”.

Gerente de la consultora Urbanismo y Territorio, Hernán Silva, entrega una visión sobre los desplazamientos a nivel país. “Nuestras ciudades son bastante planas e incluso el radio de muchas ciudades es de pocos kilómetros de radio. Viajes de más de 10 kilómetros quizás no es una opción y muchas veces la decisión de realizarlo no es autónomo, sino que familiar, porque incluye dejar a los niños o a otras personas. Si la decisión es unipersonal y en una distancia corta, puede caminar o andar en bici y con eso se disminuye el riesgo”, apunta.

Finalmente concluye que para salir a las calles se debe analizar el trazado, ver si tiene pendientes, evaluar la ruta de forma integral y tomarse el tiempo para pausas o para hidratarse bien. “Los empleadores deben contar con instalaciones para que las personas puedan dejar sus bicicletas en este período de pandemia especialmente”.

Si te gustó, compártelo.

(Visited 6.674 times, 1 visits today)
Close