Escrito por: 10:21 am Actualidad

Tomás Echiburú: voy a defender los avances logrados en movilidad

Por Andrés Santelices

Fotos Víctor Rojas

 

Con 2.018 votos obtenidos en las recientes Municipales 2016, Tomás Echiburú se convirtió en el primer concejal de Providencia que puede decir con propiedad que ha dedicado su vida a la promoción de la movilidad sostenible y a la recuperación de los espacios públicos. El arquitecto sabe que lo más difícil comienza en diciembre, cuando al asumir el cargo público, enfrente no sólo a una alcaldesa pro automóvil como es Evelyn Matthei, sino también a un concejo que en su mayoría no coincide con los proyectos a favor de la bicicleta.

 

El pasado 23 de octubre fue pésima jornada no sólo para la democracia producto de la alta abstención electoral, sino que también para la movilidad sustentable de las comunas de Santiago y Providencia, debido a que las y los votantes optaron por no reelegir a Carolina Tohá y Josefa Errázuriz, respectivamente, dos alcaldesas con visión progresista cuyos proyectos estuvieron siempre marcados por la promoción de una ciudad a escala humana. Por eso la elección del activista Tomás Echiburú como concejal de Providencia representa un bálsamo para quienes defienden la promoción de los espacios para peatones y ciclistas.

 

Blindado por el Partido Revolución Democrática y por una trayectoria plagada de iniciativas que transformaron la ciudad -entre ellas, su participación en el proyecto Mapocho Pedaleable-, Echiburú destacó por sobre el resto de aquellos candidatos que utilizaron la bicicleta sólo para salir en la foto. A ello se suma su activa participación en el Colectivo Muevete Santiago, el cual permitió a Tomás concretar un trabajo de base con incidencia en las políticas públicas en materia de movilidad.

 

foto-1-web

Tomás Echiburú

El rol de la organización social

Ahora con una visión de autoridad pública, el ex socio fundador de Pedaleable es claro en señalar que durante su gestión “es fundamental trabajar con el Colectivo Muévete Santiago si queremos defender lo que se ha avanzado estos cuatro años. Tanto en el gobierno de Josefa Errázuriz como en el de Carolina Tohá, hubo una voluntad real de avanzar en términos de movilidad a partir de un esquema más equitativo y donde las bicicletas y peatones tuvieran mayor prioridad. Eso es algo que hoy en día se pone en riesgo, en el caso de Santiago con Felipe Alessandri, quien ha señalado claramente que tiene intenciones de que los autos vuelvan a pasar por el centro y en las calles del Plan Centro”.

 

Respecto a su visión de Evelyn Matthei en términos de movilidad, el magíster en Arquitectura del Paisaje sostiene que “todavía no nos ha quedado muy claro su postura, pero en el fondo sabemos que no tiene la mejor impresión de la bicicleta. Ya ha hecho bastante lobby por el auto, eso nos asusta y en un escenario en el cual yo integraré un concejo donde habrán 10 concejales, de los cuales son 6 de derecha más la alcaldesa, eso representa una clara minoría. Por lo tanto, si pretendemos defender los avances logrados por la actual administración en términos de movilidad solamente con esta votación no vamos a llegar muy lejos, y ahí será muy importante tener el movimiento social de nuestro lado, no solamente el Colectivo Muévete Santiago sino también todas aquellas organizaciones sociales que tienen un trabajo en la comuna, pues sus logros se pueden ver amenazados”.

 

Por otra parte, Tomás enfatiza que también será muy importante la posición que tomen los vecinos para defender las obras impulsadas durante la actual administración municipal y que “si demostramos que no somos pocos, que tenemos fuerza y capacidad de organizarnos será difícil que puedan revertir esos avances”. Recalca además que espera contar con el apoyo de Muévete Santiago durante sus cuatro años de período como concejal, y manifestó estar a disposición del movimiento “para defender lo que se ha avanzado y seguir trabajando por una mejor ciudad”.

 

De paso llama a la ciudadanía a organizarse y destaca un caso de vecinos en que si bien se opusieron a una obra de la actual alcaldesa de Providencia da cuenta del poder de incidencia de quienes viven en esa comuna. “El proyecto en calle Luis Thayer Ojeda se bajó porque 5 mil vecinos no querían que les sacaran los estacionamientos. Cuando uno ve eso concluye que es fácil desechar ese proyecto, porque por más que no exista apoyo en el concejo, nadie se quiere echar encima a 5 mil personas”, subraya.

 

Acciones prioritarias en movilidad

 

El concejal ya anunció que durante noviembre su principal preocupación es determinar cuáles serán sus canales de comunicación con los vecinos y que una vez que asuma en diciembre lo primero que le gustaría hacer es “tener varias reuniones con la mayor cantidad de actores sociales de la comuna para definir una agenda prioritaria, por otra parte, tenemos que ver cuál es el programa de Matthei en términos de movilidad. Queremos crear una plataforma que nos permita hacer una fiscalización efectiva de los conflictos que se vienen en la ciudad en términos de movilidad, donde la gente pueda denunciar y exponer sus problemas de ciudad”.

 

Agrega que en materia de movilidad pro bici “es urgente completar la red de ciclovías y que estén bien conectadas porque es difícil que sigamos culpando a los ciclistas por pedalear por la vereda cuando las soluciones que hemos entregado son parche. También es importante comprometerse con una mayor inversión en veredas y que tengan un estándar mínimo. Y lo último, es la regulación de los semáforos para que estén pensados a escala peatonal, a modo de ejemplo, personas con movilidad reducida no pueden cruzar con luz verde porque el tiempo es mínimo y algunos deben correr o aguantar el bocinazo de los automovilistas”.

 

Mapocho Pedaleable: “Hay un riesgo”

 

El Gobierno Regional Metropolitano alista la implementación piloto del proyecto Mapocho Pedaleable durante seis meses, plazo que está siendo discutido con organizaciones ciclistas. Consultado al respecto, dada su experiencia en esta iniciativa desde su génesis, Tomás Echiburú plantea que “hay un riesgo. No es lo mismo abrirlo un fin de semana que durante unos meses sin tener las condiciones adecuadas. Además, si este proyecto no se ejecuta con el espíritu de las versiones anteriores, es decir, con la participación de las organizaciones sociales, puede ser un cascarón vacío”.

 

Comenta además que “en otro escenario tal vez hubiese sido más reacio a la apertura pero pensando que tenemos dos alcaldes de oposición, quizás abrir este espacio permitirá demostrar que es un proyecto que tiene el apoyo ciudadano, que es una iniciativa que le hace bien a la ciudad y que hay que apoyarlo independiente si un alcalde es de derecha o izquierda”. El concejal de Providencia concluye que “si el proyecto es un éxito, y el río se transforma en un espacio activo, veo difícil que los alcaldes de oposición frenen un proyecto así, pero si no se hace de forma correcta podría matarlo. No me opongo a que se ejecute, pero si hace que se haga bien, conservando el espíritu inicial”.

 

 

 

 

 

Si te gustó, compártelo.

(Visited 18 times, 1 visits today)
Close