La ciudad en bicicleta

Por Karla Rubilar Barahona, Intendenta de la Región Metropolitana.

Santiago avanza a pasos gigantescos hacia una convivencia vial que permitirá que distintos modos de transporte dialoguen de la mejor manera para resolver las necesidades de nuestros habitantes. Con eso en mente, y mandatados por el Presidente Sebastián Piñera, desde el Gobierno Regional Metropolitano de Santiago estamos impulsando una política de movilidad que fomente el uso de la bicicleta como un medio de transporte seguro y sustentable, entendiendo que el paradigma recreativo de su utilización ha cambiado y que hoy ya es derechamente un medio de locomoción apreciado por su rapidez, incentivo a la actividad física y ahorro.

Esta renovada mirada a la bicicleta, nuestras queridas “chanchas” y “cletas”, impuso a las autoridades el desafío de impulsar su uso, pero entendiendo también que su seguridad y correcto manejo debe ir aparejado con una infraestructura y normativa adecuada.

Actualmente existen más de 350 kilómetros de ciclovías en la capital, de distinto tipo y estándar. Además, en el último año hemos destinado una buena parte de los recursos del Gobierno Regional en financiar 16 kilómetros de conectores, una de las mayores demandas de los ciclistas y que busca entregar mayor fluidez a la interacción entre las distintas ciclovías.

Para estas mejoras no solo hemos considerado las indicaciones de nuestro equipo técnico, sino que también la opinión de las comunidades ciclistas -aunadas en la Mesa Regional de Movilidad-, de los municipios, y de los propios vecinos con las que deben convivir. En ese sentido, nos encontramos ejecutando un proyecto de cerca de 689 módulos, con capacidad para 10 bicicletas cada uno, totalizando cerca de 7.000 bicicleteros (tipo U invertida) que beneficiarán a 50 comunas de la región con un costo de más de $560 millones. Y para impulsar la intermodalidad, también estamos dirigiendo nuestros esfuerzos hacia biciestacionamientos de larga estadía -una Línea 0- integrada con la Red de Movilidad que impulsa el Gobierno del Presidente Piñera, seguros y gratuitos.

Una movilidad integral nos exige pensar los modos de transporte, en particular la bicicleta, no de forma aislada, sino en conjunto con las otras maneras de moverse por Santiago, con una pirámide de movilidad invertida cuyo grupo prioritario son los peatones, pero donde los ciclistas les siguen. 

Se vienen grandes proyectos en movilidad activa para la Región Metropolitana, por lo que nos permitimos soñar con un Santiago conectado por kilómetros de ciclovías de alto estándar que mediante el pedaleo descongestionarán las calles, reducirán emisiones y permitirán llevar una vida activa y sana.

Vivir la ciudad en bicicleta nos invita a disfrutar Santiago a nuestro propio ritmo, observando a otros con cercanía, saboreando sus barrios y atractivos, pero siempre con responsabilidad!

Súmate!
RSS
Email
Facebook
Twitter
Instagram