Escrito por: 11:40 am Opinión

Rancagua: Más que una metamorfosis, una transformación

Por Raimundo Agliati Marchant
Director SECPLAC, Municipalidad de Rancagua

Desde hace un par de décadas, el Municipio de Rancagua ha monitoreado ciudades del mundo que se convierten en lugares amables y sostenibles. El 2005 fue clave conocer los cambios que comenzaron a implementarse en las calles de Nueva York, lo cual quedó muy bien documentado en el video de Streetfilms: The Metamorphosis of NYC Streets. Era impresionante apreciar cómo cambiaban las formas de lugares tan emblemáticos como Times Square, Herald Square o The Brooklyn Waterfront. Son íconos del mundo que estaban dominados por autos y que fueron modificados para dar paso a grandes espacios para el peatón y extensas redes de ciclovías. Desde el inicio de esa metamorfosis, la ciudad tuvo que lidiar contra miles de detractores, que auguraban caos, congestión y daño económico. Quince años después, se constató que nada de eso ocurrió, sino que todo lo contrario, los barrios intervenidos se encuentran llenos de vida, seguridad y la economía prospera como nunca en su historia.

Al poco andar, desde Rancagua fue posible identificar la fórmula para lograr un efecto similar. Todo radica en concebir y compartir un gran sueño, con convicción y acciones decididas. Desde la alcaldía y luego hacia las unidades técnicas, se fue plasmando el profundo deseo de lograr que Rancagua sea una ciudad a escala humana, resiliente y próspera. Ha sido tan potente el mensaje y los resultados alcanzados, que ese sueño contagió las unidades regionales, empresarios y la sociedad civil. Como consecuencia, hoy no hay que convencer a nadie de lo que hay que hacer, sino que lo que se debate es cómo avanzar más rápido. Hemos ido más allá que una metamorfosis (cambios en las formas), hemos sido capaces de generar una verdadera transformación (formas y comportamientos).


Al igual que Nueva York, la prioridad para Rancagua ha estado focalizada en los peatones, las bicicletas y los espacios públicos. En ese contexto, existen acciones permanentes para mejorar la accesibilidad universal, veredas y paseos peatonales. Recientemente, el municipio licitó la construcción de un proyecto para intervenir su casco histórico, por un monto de inversión de más de $4.500 millones y con 17.000 m2 de proyecto. También realizamos un Plan de Monitoreo de Movilidad Peatonal. Buscábamos saber cuántos, cómo y por dónde se mueven los peatones.

Los resultados fueron asombrosos, descubrimos, por ejemplo, que cerca de 60.000 personas utilizaban el principal Paseo Peatonal, lo cual, si lo vemos proporcionalmente por población, supera al Paseo Ahumada en Santiago. Para favorecer los desplazamientos en bicicleta, Rancagua hoy cuenta con el mejor Sistema de Ciclo-facilidades del país, compuesto por la red comunal más extensa, moderna y conexa; biciestacionamientos de alto estándar de interconexión intermodal con el tren, biciestacionamientos accesibles, seguros y gratuitos en el casco histórico, colegios municipales, CESFAMs, centros de comercio y servicio; sistemas de monitoreo de flujos, entre otros. Sumado a todo lo técnico, la cultura ciclista se ha plasmado en objetos artísticos y la integración del comercio y los servicios.

Rancagua está pronta a aprobar su Plan de Manejo de Arbolado Urbano y tiene una Ordenanza de Diseño y Construcción del Espacio Público, Áreas Verdes y Parques. La importancia que se le otorga a esto se demuestra en cifras. Hace tres años, teníamos 7,9 m2/hab. y hoy 9,3. Por ello, la comuna se sitúa en el 15º puesto a nivel nacional y 4º en bienestar urbano.

El covid-19 nos obligó a actuar con sentido de urgencia. En abril Rancagua comenzaba a redistribuir el espacio público, para garantizar un distanciamiento físico y comenzar a preparar la ciudad a esta nueva forma de vida. Comenzamos una rápida implementación en perfecta coordinación con nuestra UOCT, ejecutando intervenciones de bajo costo y alto impacto. Aparecieron las zonas de espera segura. El uso y orden inmediato nos obligó a replicar en otros puntos: frente al Registro Civil, IPS, ServiEstado, AFC, Fonasa, bancos, cooperativas, entre otros. Conteos nos señalaron mayor presencia de peatones que autos, por lo que continuamos con la peatonalización de ejes y la implementación de Zonas 20.

En agosto pasado, junto al alcalde, ingresamos una carta al Ministerio del Interior, con el objetivo de proponer el uso de las potencialidades del Estado con el fin de apoyar a los usuarios de ciclos de todo el país. El foco esta vez está en la generación de incentivos económicos directos al usuario de la bicicleta, es decir, a la demanda. Con esto, Rancagua quiso indicar que están las condiciones para dar otro gran salto, el cual apunta a fortalecer la cultura de la bicicleta desde todos sus ámbitos, pensando no sólo en Rancagua, sino que en todo Chile.

Queremos pasar de los cambios sólo físicos a los de comportamiento, lo cual es más que una mera metamorfosis, sino más bien, una transformación profunda y permanente en beneficio de las personas y el medioambiente.

Si te gustó, compártelo.

(Visited 30 times, 1 visits today)
Close