Escrito por: 10:44 am Actualidad

Si sales a la calle, hazte ver

El Gobierno Regional en conjunto con la Secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México impulsaron una campaña para mejorar la convivencia vial. Visualizar al otro y humanizarlo es parte de la iniciativa que nació de las mesas de trabajo “Santiago Pedaleable».

Por Michelle Raposo

 

Es el lugar para ver y ser visto; No hablamos del último local de moda, sino de la calle. Es ahí, en el espacio público donde se crea la comunicación entre quienes lo utilizan y donde mirar y considerar al otro se vuelve algo de gran importancia.

 

Es por eso que el 10 de agosto pasado, la Intendencia Metropolitana lanzó en las 34 comunas del Gran Santiago la campaña “¿Me Ves?” buscando fortalecer y promover la conciencia vial haciendo énfasis en la buena convivencia entre peatones, ciclistas, automovilistas y transporte público.

 

Con tres objetivos principales -motivar el uso respetuoso de los espacios compartidos; sensibilizar a los conductores de vehículos motorizados sobre la presencia de ciclistas y peatones y su impacto sobre ellos; e informar sobre los comportamientos básicos de tránsito- la iniciativa tuvo su origen en las mesas de trabajo de “Santiago Pedaleable”, instancia de participación ciudadana entre la Intendencia y diferentes organizaciones ciclistas.

 

foto 1-web

 

La campaña fue impulsada además por el Gobierno Regional en conjunto con la Secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México. Esta relación nació a través del Fondo de Cooperación Chile-México que gestiona la Agencia de Cooperación Internacional y Desarrollo del Ministerio de Relaciones Exteriores. El proyecto conjunto exige una asociación entre dos organismo de gobierno de la misma escala de ambos países. En este caso el contacto fue con la Secretaría de Medio Ambiente de CDMX el que se consiguió mediante la coordinadora de EcoBici (bicicletas públicas), que es parte de tal Secretaría.

 

A punto ya de finalizar la iniciativa, “la respuesta en la calle ha sido positiva, la gente en general cree que mejorar nuestra convivencia en los espacios públicos es muy necesario”, comenta el Intendente de la Región Metropolitana Claudio Orrego.

 

“En twitter hemos recibido buenos comentarios, en general comparten el espíritu de la campaña, aunque por supuesto, este es sólo un paso. Estamos conscientes que este es un trabajo de largo aliento por lo tanto estaremos permanente buscando recursos para mantener este tipo de campaña y ampliar su impacto, por ejemplo a través de actividades educativas con los colegios”, agrega el Intendente.

 

Es en este último punto en el que hay que poner todas las fichas concuerdan los que saben. “Lamentable y vergonzosamente somos uno de los países de la OCDE que mayor cantidad de peatones muertos tienen en accidentes de tránsito. Y son los países con mayores índices de educación vial los que menos accidentes de tránsito tienen. Por lo tanto, es urgente que el Ministerio de Educación eleve a nivel de decreto en las escuelas la educación vial”, comentó para el lanzamiento de la campaña, Raúl Opazo, de Peatones Furiosos.

 

Misma opinión tuvo Arturo Torres, ex coordinador del Foro Mundial de la Bicicleta para quien la iniciativa “da inicio a un proceso de transformación del currículum escolar donde se reintegre la educación cívica y donde se enseñe a los ciudadanos a convivir desde pequeños con otros ciudadanos en el espacio público”.

 

foto 2-web

Foto : Agencia Uno

 

Con respeto, con respeto

Cada vez está más claro que lo que falta para una mejor convivencia es humanizar Santiago y entender que detrás de cada persona que vemos o pasamos a llevar, hay una vida e historias. Tan fuerte es este punto, asegura Alberto Escobar, gerente de asuntos públicos del Automóvil Club de Chile, “que si cambiáramos ciertos hábitos y costumbres y no se cambiara en nada la infraestructura vial, mejoraría primero el flujo vehicular y segundo disminuiría fuertemente la sieniestralidad vial del usuario vulnerable”.

 

En ese sentido agrega Escobar, “hay que entender que los espacios no son cotos o exclusividades de ciertos modos de transporte, que es posible la convivencia entre modos alternativos como andar en bicicleta y obviamente con los peatones que son los usuarios más vulnerables”.

 

La nueva mirada en este caso, con respecto a las ciudades y la movilidad, es una pirámide invertida, en la que en la parte superior, aquella que tiene más espacio, se encuentra el peatón, luego las bicicletas, después el transporte público y en el último lugar el transporte privado.

 

Según datos de Conaset y del Automóvil Club de Chile, la Región Metropolitana concentró el 44% de los accidentes de tránsito del país. Esto ha significa 400 muertes al año (184 conductores; 45 pasajeros; 202 peatones) y más de 16 mil personas lesionadas de diversa consideración (8.606 conductores; 4.729 pasajeros y 2.810 peatones).

 

¿Qué costumbres podemos cambiar para bajar esas cifras y de paso mejorar la convivencia? La velocidad, respetar los cruces, usar ropa llamativa y el respeto son algunas de las recomendaciones que más se escuchan.

 

Para los automovilistas, desde el punto de vista de seguridad vial, “aunque parezca una pelotudez decirlo, respetar la ley del tránsito”, comenta Escobar. “Para estos efectos, es súper importante que todo vehículo llegue a una velocidad moderada y reducida a los cruces. Lo otro es que respeten la velocidad máxima, cosa que no se hace”. Un tercer tema a tener en cuenta para los conductores es entender y recordar, que cuando se está virando se pierde toda preferencia.

 

Para los peatones, la recomendación es a cruzar por los lugares señalizados y tener una actitud más de autocuidado respecto a su visibilidad. “Es difícil igual, pero que cambien su forma de vestir, a lo mejor comprarse una chaqueta que tenga reflectante o preferir prendas más coloridas”, agrega el gerente de asuntos públicos del Automóvil Club. El ítem reflectantes corre también para los pedaleros.

 

En el caso de los ciclistas, si bien es cierto son considerados usuarios vulnerables, lo son en menor grado que los peatones. “Aquí se da un problema, porque hay peatones que caminan por la bicisenda y ciclistas que circulan por la vereda. Pero tiene que haber un poco de respeto mutuo”, comenta Escobar.

 

Una recomendación del experto es a ir con la bicicleta al lado cuando se utilicen los cruces de peatones. “Yo se que es una lata bajarse y cruzar caminando, pero es importante, fundamentalmente, porque a ojos de un conductor, cuando hay una bicicleta que pasa junto a los peatones, el cerebro va a percibir conscientemente sólo a los peatones y va a hacer los cálculos para encontrarse con estos y no con ciclistas”.

 

Los dolores de crecer

Al igual que a un adolescente, a quien el crecimiento le produce molestias corporales, el considerable aumento en el uso de la bicicleta ha generado también ciertas molestias y nuevos conflictos entre los diferentes medios de transportes. Una problemática que también comparte la Ciudad de México.

 

Dentro de esta cooperación que se dio con el Fondo Chile-México se creó la oportunidad de realizar la “Encuesta de Preferencias Usuarios de Bicicletas”, durante el Foro Mundial de la Bicicleta en abril de este año.

 

Las conclusiones que dejó el sondeo, es que lo que predomina en el espacio público es “la ley del más fuerte”: los autos atemorizan a los ciclistas, y a su vez los ciclistas desafían a los automovilistas por espacio. Esta situación hace que los usuarios de las cletas prefieran usar las veredas, cuestión que hace que el peatón se sienta agredido.

 

Otra idea que dejó el estudio es que hay que entender que el espacio público es usado por personas y no por los roles de automovilista, peatón o ciclista, lo que sirve para armonizar la convivencia.

 

Pero ¿quiénes son estas personas que eligieron moverse en las dos ruedas? La “Encuesta de Preferencias Usuarios de Bicicleta”, realizada a 205 personas, dejó la siguiente radiografía:

–        Se infiere que los usuarios de las bicis son en su mayoría hombres (60%)

–        El uso exclusivo de la bicicleta alcanza un 67%. Un 52% de usuarios la utilizan para ir a trabajar, mientras que el 20% lo hace por recreación.

–        La actual Red de Ciclovías de la RM fue evaluada en su mayoría como deficiente (38%). Las razones de esto sería la poca conexión entre sí y que son muy estrechas.

–        Por el lado de los beneficios, los que más destacan son “salud y bienestar” (37%), seguido por el ahorro en el tiempo de viaje (31%) y lo económico que es (20%).

–        El principal problema para los encuestados, es que la convivencia vial para los ciclistas sigue siendo que los autos no los respetan. Luego viene, que los ciclistas no conocen las reglas del tránsito.

Si te gustó, compártelo.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Close